Eclampsia

Preclampsia_miniOcurre cuando la contracción de los vasos sanguíneos es tan grande que pasa poca sangre a través de ellos y se producen microinfartos.

El órgano más afectado es el cerebro, por eso, se producen convulsiones y coma.

Tratamiento

El tratamiento dependerá del grado de severidad de la preeclampsia y de la edad de la embarazada, pero la única cura es dar a luz al bebé.

Si el bebé está suficientemente desarrollado, lo cual sucederá a partir de las 37 semanas más o menos, es probable que el médico aconseje tener al bebé lo antes posible con el fin de evitar complicaciones.

Preeclampsia leve

Por lo general, el tratamiento en estos casos es que la embarazada esté en reposo. Se ha demostrado que solo con esta medida la tensión arterial desciende hasta valores normales.

También se pueden utilizar fármacos para tratar la hipertensión, cuando la medida anterior no funciona.

Una vez se alcanza la semana 37 de embarazo, el bebé está lo suficientemente desarrollado para nacer y se provocará el parto. Se intentará primero el parto vaginal que la cesárea.

Preeclampsia grave

En los casos de preeclampsia grave lo ideal es la interrupción inmediata del embarazo para evitar complicaciones mayores (webconsultas). Sin embargo, esto no siempre es posible y se debe instaurar un tratamiento.

Es muy probable que la mujer deba permanecer ingresada en el hospital para ser controlada por los profesionales médicos. Además, se le pueden administrar medicamentos para acelerar el desarrollo pulmonar del bebé, con el fin de que pueda nacer lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *